FAMILIA INTOXICADA POR MAL USO DE COCINA A CARBÓN

Escrito por Julio Cesar Giraldo Gomez. Posteado en Noticias

 

GRACIAS A INFORMACIÓN POR INTERNET ESPOSO EVITO FATAL DESENLACE Y PUDO EVACUAR A LOS SUYOS AL HOSPITAL REGIONAL DEL CUSCO Y RECIBIR ATENCIÓN MÉDICA OPORTUNA

Las cocinas artesanales a carbón, muy comunes en el Cusco, se pueden convertir en artefactos mortales, cuando son utilizados inadecuadamente. Este martes una familia completa salvó de morir al sufrir una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono, luego que usaran la cocina como un calefactor mientras dormían.

El hecho tuvo lugar en el sector de UVIMA 2, perteneciente al distrito de San Sebastián en la ciudad del Cusco, durante las primeras horas de la madrugada de este martes cuando cinco personas, Aurelia Solórzano Machacuay 53 (abuela), Rocío Calzada Solórzano 26 (mamá), Luis Ángel Choccechanca Apaza 30 (papá) y sus menores hijas K.A.C. de 7 años y T.Ch.C. de 1 año de edad, dormían en su habitación con las puertas y ventanas totalmente cerradas y dejaron una cocina artesanal a carbón prendida, utilizándola a manera de estufa debido al frio de la época.

Toda la familia recibió atención oportuna en el Servicio de Emergencia del Hospital Regional del Cusco donde el personal médico le diagnosticó intoxicación por monóxido de carbono. “Pudieron haber muerto si hubiera sido mayor el tiempo de exposición al humo o si el la vivienda fuera más pequeña, sin embargo, llegaron a tiempo y se les ha sometido a saturación de oxígeno al 88%”, explicó el médico, Roberto Amaru Zegarra, jefe encargado de la emergencia, al tiempo de señalar que la menor de un año de edad fue la que vino en malas condiciones, irritable, con fiebre y nauseas.

El papá, Luis Ángel Choccechanca, de 34 años de edad, contó que en la madrugada pusieron la cocina a carbón encendida para calentar las habitaciones, en razón que hacía mucho frio. “Mi bebé despertó llorando, su mamá le daba pecho y no quería, estaba irritada, nosotros teníamos nauseas, mareos y pensamos que era “viento”, por los síntomas busque información en internet y advertí que la causa era el humo del carbón”, relató el papá, al tiempo de explicar que su preocupación fue mayor cuando se percató que toda su familia presentaba los mismos síntomas.

“Recurrir a dicha práctica de calefacción, implica estos riesgos que pueden ocasionar la muerte, de allí que es mejor evitar el uso de cocinas a carbón, braseros o fogones en lugares cerrados o de poco espacio”, aconsejó, el médico Luis Torres Chávez, director ejecutivo del Hospital Regional del Cusco, añadiendo que al ocurrir este tipo de casos lo mejor es ventilar el ambiente y de inmediato acudir a un hospital o establecimiento de salud.

El monóxido de carbono es un gas que no tiene color, olor ni sabor, de allí difícil de percatarse. Las muertes por intoxicación generalmente se deben al mal uso de cocinas, fogones, parrillas y otros similares dentro de casa o en lugares mal ventilados. El monóxido de carbono altera la capacidad de la sangre de transportar oxígeno a los órganos del cuerpo, y puede producir la muerte aun en cantidades muy pequeñas, de allí la importancia de conseguir atención médica inmediatamente.

La fuente común de monóxido de carbono en los hogares urbano marginales y rurales es el uso de fogones, cocinas y parrillas de carbón ensambladas en latas de aceite, de allí que es importante que los fabricantes de estos artefactos consignen en el producto una etiqueta que informe sobre el peligro de usarlos en ambientes bajo techo.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario